Cecosesola

Awarded 2022

Venezuela

Por establecer un modelo económico equitativo y cooperativo como alternativa sólida a las economías basadas en el lucro.

Cecosesola (Central de Cooperativas de Lara) es una red de organizaciones de base comunitaria de zonas de bajos ingresos que producen y suministran bienes y servicios asequibles a más de 100 000 familias de siete estados venezolanos.

La red, guiada por un proceso de transformación cultural, se ha extendido ampliamente en el curso de los últimos 55 años incluyendo servicios funerarios cooperativos, mercados de alimentos, una red sanitaria, servicios de ahorro y préstamo, así como granjas de producción agrícola y pequeñas plantas de procesado. Las actividades económicas de Cecosesola son autofinanciadas casi en su totalidad, y ofrecidas muy por debajo de los precios de venta minorista.

Cecosesola constituye un faro que inspira a quienes buscan una forma diferente de abordar las actividades económicas, trascendiendo la estructura jerárquica tradicional presente en las empresas privadas y gubernamentales. La organización se centra en el aprendizaje, a través de la reflexión colectiva, de las relaciones que emergen en el lugar de trabajo y su entorno, guiadas por la transparencia, el apoyo mutuo y la equidad.

Cecosesola ha hecho evolucionar de forma sistemática sus modos de trabajar para abordar de la mejor manera posible los problemas que oprimen a la sociedad venezolana, como la escasez de alimentos, la hiperinflación, la migración masiva y las crisis económicas. Actualmente, Cecosesola mantiene una organización horizontal en la que todas las voces tienen el mismo valor y las decisiones se toman en colectividad.

Este premio agiganta la posibilidad de crear nuevas relaciones con organizaciones y personas que están empeñadas también en la construcción de un mundo solidario.

Cecosesola, Laureada 2022

Biografía

Con más de medio siglo de experiencia, Cecosesola ha mejorado las vidas de miles de familias proporcionándoles acceso a la salud, la educación y los alimentos. En el contexto de las crisis económicas y políticas que vive el país, Cecosesola funciona de forma abierta, horizontal y cooperativa para satisfacer las necesidades de las comunidades. Su éxito demuestra que podemos construir sociedades y economías basadas en la confianza, la solidaridad y la sostenibilidad, en vez de en la avaricia, la competencia y el cortoplacismo.

Cecosesola se fundó en 1967 como un “organismo de integración cooperativa” que originalmente proporcionaba servicios funerarios y que acogía diez cooperativas de áreas de bajos ingresos. No obstante, la organización pronto quiso servir propósitos más amplios. En primer lugar, satisfacer las necesidades básicas de las comunidades, como alimento, atención médica, servicios financieros y producción de alimentos, en particular en tiempos de penurias económicas. En segundo lugar, hacer del lugar de trabajo un espacio propicio para el desarrollo de una transformación cultural basada en la reflexión colectiva de las relaciones que allí emergen.

La organización sustituye la competencia por la cooperación, la eficiencia por resiliencia, el pensamiento a corto plazo por la sostenibilidad, y los enfoques basados en el beneficio por una visión centrada en las necesidades. Cecosesola lleva funcionando con efectividad durante más de medio siglo. Hoy es una red que integra a más de 50 organizaciones de base comunitaria de siete estados venezolanos.

Desde el 2014, Venezuela se enfrenta a una crisis económica y una inestabilidad política sin precedentes que han llevado al país a la escasez extrema, la hiperinflación, el desempleo y a una crisis humanitaria persistente. Estas penurias han obligado a más de 6 millones de personas (en torno al 17 por ciento de la población) a abandonar el país, causando una de las crisis migratorias más graves de la región. La propia organización ha experimentado de primera mano cómo en tiempos de escasez, los principios de equidad y cooperación son los más difíciles de salvaguardar. Sin embargo, Cecosesola se ha mantenido firme en su enfoque de solidaridad colectiva y rechazo a la competencia y el individualismo, garantizando sustentos, alimento y servicios básicos para miles de personas. Contrastando con la desesperada situación de los millones de personas que han tenido que abandonar Venezuela, el trabajo de Cecosesola ha permitido quedarse a muchas otras.

El enfoque de Cecosesola

El enfoque de Cecosesola gira entorno a la participación integral y abierta, respetando la pluralidad religiosa, ideológica y política, y haciéndose cargo de prácticamente todos los ámbitos de la vida “desde la cuna a la tumba”.

A principios de la década de 1970, Cecosesola desarrolló su enfoque y modus operandi tras cuestionarse el modelo cooperativo tradicional. Por aquel entonces su sistema era jerárquico y estaba orientado al beneficio económico, lo que dio lugar a casos de robo y corrupción. Desde la organización se sintió la necesidad de abrir la cooperativa a toda la comunidad, destacando la participación total de su personal y comprometiéndose a satisfacer las necesidades colectivas. Al día de hoy, Cecosesola no está sujeta a estructuras de poder ni cadenas de mando y todas las decisiones se toman en el seno de reuniones colectivas. La organización mantiene un sistema rotativo que favorece el intercambio de información, permitiendo crecer a cada integrante de la cooperativa y evitando que se queden permanentes en un puesto. Para Cecosesola, el proceso de transformación cultural es un reto continuo más que un fin en sí mismo.

Ferias de alimentos

En 1976, Cecosesola decidió hacerse cargo de la gestión de la red de autobuses de Barquisimeto con el fin de evitar un aumento de las tarifas. En respuesta a su éxito y al sólido apoyo de la comunidad, el gobierno local incautó las propiedades de la organización y destruyó el 70 por ciento de la flota de autobuses. Pese a las dificultades y sin recursos económicos, Cecosesola empezó a usar los autobuses para vender alimentos. Esta decisión ayudó a la organización a pagar su deuda y a desarrollar su red de ferias de alimentos, que ahora cubre las necesidades del 40 por cierto de la población de Barquisimeto. Actualmente son 100 000 familias las que se benefician de estas ferias. Las 20 organizaciones agrícolas comunitarias que forman parte de la red de Cecosesola producen 700 toneladas de alimentos que se venden semanalmente en las ferias.

Red sanitaria

A comienzos de los años 2000, Cecosesola decidió autofinanciar la construcción de su propio hospital cooperativo, valorado en 3 millones de dólares estadounidenses. Cecosesola estableció con sus propios recursos el Centro Integral Cooperativo de Salud que incluye dos quirófanos y 20 camas hospitalarias. Realizan hasta 1 700 cirugías al año a precios un 50 por ciento más bajos que los de los hospitales privados. Además, han creado una red de más de 150 especialistas de la salud, que incluye personal médico, de enfermería, dentistas, terapeutas y acupunturistas. Esta red sirve a siete comunidades y cuida de más de 250 000 personas al año.

En total, Cecosesola autofinancia cultivos, vehículos, proyectos de construcción y equipo y suministros médicos. Sus servicios reportan a las comunidades un ahorro anual de 20 millones de dólares estadounidenses. Las 1 300 personas que trabajan a tiempo completo en Cecosesola hacen posibles estos servicios. Incluso en los tiempos de crisis profunda, Cecosesola ha demostrado ser resiliente y eficiente a la hora de satisfacer las necesidades de las comunidades a las que sirve. Cecosesola es una referencia inspiradora en muchos países y movimientos colectivos de todo el mundo.

Culture and Education